Algunos de los alimentos que hacen parte de nuestra dieta diaria pueden resultar una verdadera caja de sorpresa. Pero no toda sorpresa se traduce en algo positivo, especialmente en el momento en el que descubrimos algo desagradable.Esto es lo que le ha sucedido a Annele Piercy, una clienta del supermercado Aldi del municipio de Tyne y Wear (Reino Unido), quien compró un paquete de huevos y encontró algo más que eso.

La mujer publicó en sus redes sociales las imágenes de uno de los huevos del paquete de 15 unidades que había adquirido en la tienda. Ella misma relata que en el momento de freírlo tuvo que deshacerse de él porque algo asqueroso se formó ante sus ojos.

 “No usaré huevos en el futuro. Me sentí tan enferma. Tuve mi tocino en la sartén, así que todo fue a la papelera. Se lo mostré a mis niños pequeños que estaban en shock y dije que cociné un bebé”. Dijo Annele.

En la imagen compartida por Piercy se observa un huevo frito con una yema perfecta, pero con una especie de cuerda que de forma evidente no es parte de las características de un huevo de gallina común. Al menos no de un huevo pensado para el consumo humano.

Aunque los huevos formen parte natural del proceso de reproducción de las aves, tener un huevo fecundado en tu sartén no es nada agradable ni común. Por esta razón, la mujer decidió compartir la imagen y quejarse con la empresa por el aspecto de su comida.

“Esto es lo que encontré en los huevos que compré. Dejaré los huevos de por vida”. Escribió Annele Piercy al subir la imagen.

Seguro Annele hubiese esperado comer un huevo como este pero la suerte de su desayuno fue otra.

Al instante de realizarse la publicación, esta se hizo viral y las reacciones de los distintos usuarios de Twitter no se hicieron esperar. Estos no salían de su asombro por lo desagradable de la imagen.

 “Dios mío. ¿Qué demonios es eso?”. Comentó una persona por Twitter.

Ante los comentarios y la polémica ocasionada, un vocero de la cadena de supermercados decidió defenderse frente a la idea de que la extraña forma del huevo resulte un cordón umbilical.

“No es un embrión. Nuestro proveedor solo tiene gallinas hembras, lo que hace imposible que este óvulo se fertilice”. Señaló categóricamente un vocero de la empresa.

Deadline News

Para justificarse, la empresa aseguró que la formación se debe algo natural y común en los huevos, que quedó en evidencia en el momento de ser expuesto al calor.

Por su parte, la mujer asegura no volver a comer más huevos en su vida. Además, según señaló la compañía, esta aceptó el reembolso correspondiente por la caja que había comprado.

Aunque la cadena de supermercados se mostró firme en su postura, la imagen del extraño y desagradable huevo ha invadido las redes y sigue causando polémica. Quizás alguien más que Piercy haya encontrado algo parecido sin saber a ciencia cierta a qué se debía.

Comparte y alerta a tus amigos en caso de encontrarse con otro de estos huevos tan extraños.