La inesperada acción de una mujer que irrumpió en plena misa multitudinaria el pasado domingo, ha dejado a todos los presentes en shock.

El insólito suceso tuvo lugar en una celebración eucarísitica, en Cachoeira Paulista, un municipio de Sao Paulo, en Brasil.

La peculiar mujer irrumpió con fuerza llegando hasta el propio altar, donde se encontraba presidiendo la ceremonia religiosa el reconocido y aclamado sacerdote, Marcelo Rossi.

Marcelo Rossi se ha convertido en un referente para muchos jóvenes católicos, pertenecientes al movimiento católico carismático de Brasil. Es conocido por movilizar a masas y evitar que desistan de su fe, pasándose al protestantismo, una de las religiones fuertes en ese país.

Pero esta vez, al parecer la mujer quiso dejar claro que no era precisamente una adepta suya. Y tras burlar la seguridad, arremetió contra el clérigo que predicaba en ese momento frente al altar hacia las más de 50.000 personas que estaban presentes.

El sacerdote no pudo darse cuenta que la mujer venía con todo el ímpetu contra él.

Y en cuestión de segundos sólo sintió una fuerza descomunal sobre su espalda, haciéndolo caer de bruces al vacío.

Tanto los sacerdotes que celebraban junto a él, como la multitud, se quedaron por un momento sin aliento al ver las agallas de la mujer. El público no podía creer en la aparatosa caída, así como en la cara de triunfo de la agresora.

Eran alrededor de las 14:50 de la tarde cuando sucedieron los hechos, durante la misa de clausura del campamento «No Today».

Se supo que la mujer participaba del evento, razón por la que pudo llegar hasta Rossi. Pero no lo hizo por ninguna motivación política.

Las 50.000 personas testigos de la insolencia de la mujer quedaron sin palabras

“El padre Marcelo Rossi sufrió agresión mientras celebraba la misa en la televisión Canção Nova. Estamos a la espera de la dirección oficial de la institución para obtener más información sobre el estado de salud del Padre. Oremos por él», escribieron en Twitter junto al insólito video.

La Policía informó que la mujer en cuestión tiene 40 años de edad y que sus compañeros aseguraron que padece de trastornos mentales.

El sacerdote, por su parte, que además es cantante, escritor, y columnista del periódico Extra, le restó importancia al suceso y no quiso denunciar a la mujer. Todo después de que se revelara que a pesar de la fuerte caída, el religioso se reincorporó para la ceremonia y no resultó herido.

La mujer fue detenida por las autoridades, pero tras ser interrogada y demostrarse que no estaba cuerda en lo absoluto, fue liberada para ser puesta en tratamiento psiquiátrico.

Nos alegramos que el escandaloso suceso no haya pasado a mayores, pero definitivamente es algo que nadie se esperaba y ha dado mucho de qué hablar en las redes. ¡No te vayas sin compartir esta noticia en tus redes!

Te recomendamos