A pesar de que ingerir bebidas alcohólicas cuando se conduce está penado por la ley, desafortunadamente es un hecho que se repite con frecuencia. No solo se trata de un comportamiento que infringe las leyes sino de una falta de conciencia y de respeto por la vida.

El pasado 9 de septiembre fue un fatídico día en el que un hombre decidió beber y luego conducir por las calles de manera irresponsable acabando con la vida de Krystil, una mujer de 29 años que estaba embarazada de 8 meses de una niña que también falleció en este terrible accidente.

Lamentablemente esta familia fue víctima de un conductor que se encontraba bajo los efectos del alcohol mientras transitaba por el carril contrario en una carretera del estado de California.

El esposo de Krystil, Zach Kincaid, quedó devastado. Ahora es un hombre viudo y padre de dos hijos huérfanos que atraviesan el profundo dolor de vivir sin su madre.

Este padre decidió publicar emotivas imágenes en su cuenta de Facebook que muestran el dolor que embarga a su familia el día del funeral de Krystil y Avalynn, la pequeña que tenía que nacer el 9 de octubre.

Un conductor ebrio que se apresuraba por una carretera de dos carriles a 137 km/h en el carril equivocado destruyó a mi familia”.

Tras la investigación el conductor puede ser sentenciado a un máximo de 10 años de cárcel. Este hombre destrozado manifestó su rechazo ante la decisión de la condena para quien mató a su esposa y a su hija.

El Estado de California consideró que el conductor no tuvo intención de acabar con la vida de otra persona. Sin embargo, sentarse en un volante tras haber ingerido altas dosis de alcohol es una imprudencia que puede generar consecuencias fatales.

Zach exclamó que Avalynn era una bebé de 36 semanas de gestación totalmente desarrollada y no entiende cómo las leyes del estado de California no la consideran una persona por estar dentro del vientre de su madre.

¿Cómo les explico a mis hijos esta injusticia? Mis hijos y yo nunca nos hemos sentido tan desdichados”.

El acto irresponsable de este conductor arruinó la felicidad de esta familia. Toda su vida cambió en un segundo por la irresponsabilidad de ese hombre. 

Se pudo conocer que el conductor identificado como Marcos A. Forestal, un boxeador profesional de 28 años, finalmente fue detenido.

Zach en representación de sus hijos, quienes viven la desafortunada experiencia de la ausencia de su madre, quiere alzar su voz para que las leyes cambien. Insta a los ciudadanos a que luchen con él por un cambio.

La muerte de su esposa y su hija no deben quedar en el olvido. No se puede consentir que quienes ingieran alcohol u otras sustancias puedan sentarse delante de un volante y conducir sin “intención de matar a alguien” y que al final acaben con la vida de seres inocentes.

El responsable de estas muertes salió ileso y después de alejarse del lugar sin ofrecer auxilio publicó un video en Facebook en vivo donde culpaba a Krystil. Este hombre en ningún momento se acercó a ella para ofrecerle su ayuda. Y aun así la condena es sólo de 10 años.

Mira la devastación en la que dejó a mi familia y dime que no es hora de cambiar. Imagina si esta fuera tu familia”.

Zach añadió que como sociedad no podemos mirar hacia otro lado, ya es hora de un cambio. Conducir borracho ya representa una intención de hacer daño.

They say when it rains it pours and now I understand. But I'm a motherfuking champion I know you're up there looking after us. I love you and I'm sorry and I miss you and I wish I could bring you back

Publicada por Michael Ridge en Lunes, 22 de octubre de 2018

Se ha iniciado una campaña para recolectar firmas y exigir la modificación de las leyes. Si quieres apoyar esta iniciativa puedes firmar aquí.

Facebook

No dejes de compartir esta lamentable historia. Es importante apoyar la lucha de este hombre que busca justicia para su familia, pero especialmente no quiere que nadie tenga que vivir esta terrible experiencia.