Un estacionamiento vacío y con el pavimento hirviendo, por nada del mundo podría ser un buen lugar para una perrita. Mucho menos cuando se trata de un animalito anciano y enfermo.

¿Cómo pudieron arrojarla en esas condiciones? ¡No tienen corazón!

estacionamiento

Tristemente, ese fue el destino para una pobre perrita, víctima del acto más cruel por parte de quienes se suponía debían ofrecerle amor. Cuando más los necesitaba, le dieron la espalda del peor modo.

La perrita arrojada en el estacionamiento suplicaba que alguien se fijara en ella

estacionamiento

El parking ubicado en Austin, Texas, fue el lugar elegido por sus dueños para abandonar al animalito, una pitbull de edad avanzada y enferma.

Ella no tenía nada más que su camita para perros. Al parecer, su familia tuvo un ligero remordimiento, y para separarla del pavimento caliente, la dejaron así para que al menos se sintiera algo más cómoda.

Bluebelle rogaba al cielo que le enviaran un ángel a tiempo que se compadeciera de su situación. Hasta que finalmente, sus súplicas fueron escuchadas, y uno de los oficiales de protección animal se presentó en la escena.

Los policías quedaron devastados al encontrar a la perrita con los ojos más dulces y tristes que hubiera visto jamás

También quedaron muy sorprendidos al ver que a pesar de tanto sufrimiento y malos tratos, ella aceptaba con gratitud las golosinas que ellos le ofrecían directamente con sus manos.

“Se notaba lo agradecida que estaba Bluebelle de ser rescatada”, dijo Stephanie McCutcheon, coordinadora de marketing y voluntarios del Austin Animal Center, donde permaneció la perrita.

«Bluebelle bebió mucha agua al llegar y durmió mucho en la comodidad de su cama con aire acondicionado los primeros dos días».

Cuando la examinaron, calcularon que tendría alrededor de 9 años. Toda una vida de fidelidad y lealtad no fue suficiente para su familia, dejándola a su suerte cuando requería cuidados.

La perrita había perdido demasiado pelaje y tenía su piel dramáticamente enrojecida y en carne viva, debido a la crítica condición de la sarna demodex con la que fue diagnosticada. Se trata de una infestación de ácaros de la piel, pero eso no es todo. También la están medicando por conjuntivitis en ambos ojos.

Bluebelle estaba demasiado descuidada y se notaba que sólo desprendía amor

“Además de todos los problemas de salud, ella está feliz. Tiene la sonrisa más linda e incluso guarda un poco de energía para quienes la tratan con amor. Tenemos un maravilloso personal de cuidado de animales y veterinarios que la han estado cuidando muy de cerca», dijo Stephanie.

Afortunadamente, su personalidad cautivadora hizo que el personal del refugio se moviera pronto para conseguirle un hogar de acogida.

«A pesar de verse en mal estado, su corazón todavía está lleno y es extremadamente acogedora con los humanos. Recientemente tuvo un encuentro con una familia de acogida y su perro, y todo salió bien, ¡así que Bluebelle dejará el refugio pronto!», relató Stephanie.

En su hogar temporal, se asegurarán de ofrecerle todos los cuidados médicos, y cuando ya esté recuperada del todo, emprenderán la búsqueda de su familia definitiva para que sea realmente amada en sus últimos años en la tierra.

Hasta que eso suceda, ella se siente demasiado feliz de no tener que rogar más por que alguien se fije en ella, y tener muchas más comodidades que solo una cama en un estacionamiento vacío.

El caso de Bluebelle fue compartido en las redes sociales del refugio, generando una ola de sentimientos en los internautas.

«Esta señora mayor que necesitará atención médica mientras esté en acogida. Sabemos que este perro tiene un gran resplandor reservado para ella, solo necesita un lugar suave para aterrizar que pueda brindar amor, atención y rutina consistentes. Ábrele tu casa… Y tu corazón», se lee en la publicación del refugio.

Perritos como Bluebelle no deberían tener que padecer el abandono, ellos no pueden entender por qué son despreciados, y todavía siguen brindando amor. ¡No merecemos los perros!