El pasado 19 de septiembre un fuerte terremoto sacudió Ciudad de México dejando un saldo fatal de 358 muertos y centenares de heridos.

El colegio Enrique Rébsamen, fue uno de los lugares donde las labores de rescate recibieron más atención de los medios de comunicación porque había muchos niños en el edificio que colapsó tras el sismo. Puedes recordar la noticia aquí.

Lamentablemente, 32 niños perdieron la vida en la tragedia que enlutó a muchas familias, Santiago Flores Mora, de 6 años, fue una de las víctimas mortales del colegio Rébsamen.

El pequeño era fanático de Cristiano Ronaldo, su sueño era poder conocerlo, se hacía llamar “Cristiano Ronaldo”, y aseguraba que el futbolista lo inspiraba a realizar todas sus actividades diarias. Anhelaba tener una camiseta con el nombre del jugador del Real Madrid.

Después de su muerte, la madre de Santiago decidió publicar en las redes sociales una carta dedicada al futbolista y sus palabras le dieron la vuelta al mundo. 

Las últimas palabras que Santiago le dijo a su mamá antes de irse al colegio ese fatídico día fueron: “Hoy será mi mejor partido de fútbol, será un clásico del Real Madrid vs Barcelona y yo soy Cristiano Ronaldo, haré que mi equipo le dé una paliza”, relató la madre.

Ella jamás pensó el impacto que tendría su carta, las redes sociales se llenaron de mensajes de solidaridad y Cristiano Ronaldo también se sumó. Puedes recordarlo aquí. 

El futbolista dedicó un emotivo mensaje para Santiago en su perfil de Twitter, acompañado de una fotografía donde mostraba una camisa suya firmada con estas palabras:

“PARA MI FAN NÚMERO 1 SANTIAGO, CON MUCHO CARIÑO”.

Pero eso no quedaría así, Cristiano Ronaldo contactó con los padres vía telefónica para concertar un encuentro con él en España.

Y finalmente, el pasado 24 de octubre, el astro portugués, recibió a la familia de Santiago quienes visitaron las instalaciones del estado del Real Madrid Santiago Bernabéu en la capital de España.

Los padres del pequeño llevaron las cenizas de su hijo, y la camiseta que usaba en la que había pintado un número 7 en el reverso con el nombre de Cristiano.

Ellos recibieron un balón autografiado por el futbolista y una camiseta del Real Madrid.

Todos los jugadores que se encontraban en el estadio se retrataron con la familia de Santiago y autografiaron su camiseta.

Seguro que desde el cielo Santiago estaba sonriendo mientras su familia recibía tantas muestras de cariño en su nombre.

Diario de Morelos / Twitter

Es muy emotivo, admiramos el solidario gesto del jugador, en medio de tanto dolor, los padres de Santiago se sintieron consolados y felices por recibir un abrazo del ídolo de su pequeño.

Comparte estas conmovedoras escenas con tus seres queridos.