El pasado 19 de mayo los ojos del mundo se posaron sobre la boda real más vista de las últimas décadas: la de Meghan Markle y el príncipe Harry, el hijo menor de la recordada Diana de Gales.

La pareja celebró su matrimonio rompiendo esquemas tradicionales de la familia real británica para darle paso a la inclusión, la tolerancia y la igualdad. Además, procuraron rendirle un homenaje a la memoria de la fallecida princesa de corazones.

Los duques de Sussex se han convertido en una de las parejas más mediáticas, millones de personas siguen sus pasos expresando su admiración por la naturalidad y sencillez de ambos a pesar de pertenecer a una familia tan poderosa.

Recientemente surgieron rumores sobre un presunto embarazo de Meghan Markle, y finalmente el Palacio Real confirmó a través de un comunicado que el nieto de la reina Isabel II, el sexto en la línea de sucesión al trono de la realeza británica está esperando su primer hijo.

Meghan y Harry visitaron Australia el pasado lunes como parte de una gira que emprendieron para cumplir con sus compromisos, los recibieron en el aeropuerto de Sydney para trasladarlos a la Casa del Almirrantazgo donde se reunirían con el gobernador Peter Cosgrove.

En el viaje estaban acompañados por un séquito de diez personas, Jessica Mulroney, estilista y mejor amiga de Meghan los acompañaba. En las fotos publicadas por los medios durante la llegada de los duques a Australia se aprecia cómo Meghan tiene en sus brazos dos carpetas plásticas color púrpura.

Desde entonces adquirió fuerza el rumor de su embarazo, muchos alegaban que las usó para cubrir su vientre.

Pero la noticia ya ha sido confirmada por el Palacio de Kensington, la pareja está complacida de compartir el acontecimiento con sus seguidores.

En el comunicado dice que el bebé nacerá en la próxima primavera.

Meghan, de 37 años y Harry de 34 están en la dulce espera y el mundo celebra que el séptimo sucesor al trono está en camino.

El pasado viernes la familia real se congregó en Windsor para asistir a la celebración de la boda de la princesa Eugenia de York, los duques de Sussex aprovecharon la ocasión para dar a conocer la noticia.

En las imágenes del evento muchos usuarios comentaron que Meghan podría estar embarazada según lo que dejaba ver su largo abrigo de color azul oscuro. Los duques de Sussex continuarán su gira por Australia y Nueva Zelanda, aunque estarán alerta sobre el riesgo de contraer el virus de Zika en las islas del Pacífico.

Se pudo conocer que la familia real británica está feliz por el embarazo, así como Doria Ragland, la madre de Meghan, quien espera darle la bienvenida a su primer nieto.

BBC / Daily Mail

Theresa May, primera ministra, reaccionó para felicitar a Meghan y a Harry y escribió: “Mis más sinceras felicitaciones para los duques de Sussex por la feliz noticia de que esperan un bebé en la primavera. Les deseo todo lo mejor”.

¡Enhorabuena! Nos sumamos a las felicitaciones para la querida y joven pareja.