La vida del niño cubano Emanuel Zayas fue tristemente eclipsada por una terrible enfermedad que afectaba sus huesos y posteriormente hizo que un tumor facial benigno creciera continuamente llegando a pesar alrededor de 4,5 kilogramos.

Antena 3

Él y su familia vivían en Villa Clara, ubicada en el centro de Cuba, y debido a su enfermedad tuvieron que salir del país en busca de un tratamiento que pudiera extirparle el gigantesco tumor para poder tener una vida normal.

Emanuel, hoy de 14 años, fue diagnosticado de un síndrome poco común llamado displasia fibrosa poliostótica cuando era tan solo un bebé. Esta condición afecta sus huesos, la piel y el sistema hormonal; a raíz del síndrome, a los 11 años empezó a crecerle el enorme tumor.

ibtimes

La displasia fibrosa poliostótica es un trastorno que afecta al sistema óseo y reemplaza los huesos con tejido fibroso. La situación de Emanuel era complicada para él, sus padres y los médicos porque el tumor que crecía en su nariz dificultando su respiración e incluso su alimentación lo que llevó a que el menor padeciera desnutrición extrema.

tn8

Después de mucha angustia porque el tumor crecía cada vez más debilitando la vida del pequeño, hubo una señal de esperanza cuando llegó al Jackson Memorial de Miami. El equipo de cirujanos del centro médico de Miami le dedicó una operación quirúrgica de casi 12 horas para extirparle el gigantesco tumor y afortunadamente la operación fue todo un éxito.

Puedes recordar el rayo de esperanza que tuvo la familia Zayas en este enlace.

Desafortunadamente el niño murió después de la cirugía a causa de las complicaciones de la displasia fibrosa poliostótica que afectó su sistema renal y pulmonar.

ibtimes

El jefe de cirugía oral y maxilofacial del Sistema de Salud de la Universidad de Miami, Robert Marx, dio en un comunicado en su perfil en Facebook la lamentable noticia:

Después de visitar a Emanuel anoche y observar un rayo de esperanza por los reflejos pupilares y el tono muscular facial, esta mañana me informaron que empeoraba gravemente. Su condición se ha deteriorado con insuficiencia renal y pulmonar”.

CNN / La República

Además, escribió que los padres de Emanuel están interesados en donar el cuerpo del niño a la ciencia para analizar de cerca esta rara enfermedad y ayudar a más personas que sufren por esta razón.

Descansa en paz, Emanuel.

Esperemos que el caso de este pequeño ayude a la ciencia a encontrar el mejor tratamiento para esta enfermedad. Comparte esta noticia.