El caso de la familia Turpin ha causado conmoción en todo el mundo, ha sido uno de los peores delitos de maltrato infantil que se haya conocido y se mantuvo en secreto durante años. Puedes ver nuestra publicación aquí.

El pasado 14 de enero Louise y David Turpin fueron detenidos después de que su hija de 17 años se escapara de la casa para denunciar las deplorables condiciones en las que vivía junto a sus 12 hermanos con edades comprendidas entre 2 y 29 años.

Este es el video que captaron las cámaras de seguridad donde se aprecia el momento en el que la adolescente escapó de su casa.

En la ciudad de Perris, California, vivía la familia Turpin en una “casa del terror” donde la pareja perpetró las atroces torturas contra sus 13 hijos, quienes vivían en condiciones deplorables.

Solamente se podían bañar dos veces al año, podían mirar los alimentos y deliciosos pasteles, pero sin tocarlos, eran encadenados y maltratados mientras los obligaban a memorizar textos de la biblia. Dormían durante el día, y permanecían en vela durante toda la noche. No asistían al colegio, ni se relacionaban con otras personas, sus padres les negaron el contacto con el resto de la familia.

Los hermanos habían viajado juntos a Disney y a Las Vegas en unas vacaciones que usaban sus padres para simular ante las instituciones y el mundo que eran “felices”.

Recientemente, Billy Lambert, hermano de la madre de los hermanos Turpin, reveló que Louise presumía que su vida era digna de un reality show televisado.

La mujer le confesó que soñaba con tener un reality para ganar dinero. “Ella pensaba que el mundo quedaría fascinado con sus vidas. Incluso se mudaron a California presuntamente para estar más cerca de Hollywood”.

También, aseguró que quería tener otro hijo para concretar el proyecto de aparecer en la televisión.

El deseo de esta madre por ser reconocida internacionalmente se cumplió, pero no precisamente porque el estilo de vida de su familia cautivó al público. Louise y su esposo han sido protagonistas de la portada de diversos medios de comunicación alrededor del mundo desde que salió a la luz el crimen que cometieron contra sus propios hijos.

Actualmente los hermanos Turpin están recluidos en centros hospitalarios donde se recuperan del grave cuadro de desnutrición que padecen. Algunos tienen deterioros cognitivos y neuropatías.

Billy comentó que presentará una solicitud para adoptar a tres de sus sobrinos, y su hermana Teresa haría lo mismo.

Los padres acusados están detenidos y podrían ser condenados a 94 años de cárcel, el juez del condado de Riverside dictaminó el pasado miércoles que la pareja no podrá contactar con sus hijos por al menos un período de tres años.

La pareja está atada de pies y manos, como castigo por amarrar a sus hijos dentro de su casa. Mientras salen más detalles a la luz sobre este caso, crecen las manifestaciones de indignación en las redes.

El procurador del distrito de Riverside en California, Mike Hestrin, declaró que la víctima de 17 años que huyó de su casa para denunciar a sus padres estuvo planeando su escape durante dos años.

Los Turpin presentan 12 cargos de tortura, 12 de confinamiento, 6 de abuso infantil y 6 de abuso de adulto independiente.

Teresa Robinette, hermana de Louise, ofreció una entrevista en un reconocido programa televisivo de Estados Unidos y declaró que hablaba constantemente por teléfono con su hermana.

Relató que en el año 2009 o 2010, la madre de los niños le confesó que tenía pensado mantener relaciones sexuales con un hombre que había conocido por Internet con el consentimiento de su esposo.

“Para mí fue algo extraño, algo que jamás haría”, dijo Teresa.

“Me contó que ella y David se habían encontrado en Internet con un hombre de Huntsville en Alabama y que iban en camino a conocerlo, que ella se acostaría con él y David estaba de acuerdo”.

Teresa le dijo que cometía un error, pero ignoró sus consejos. Para ella era muy extraño que su hermana tuviera prácticas sexuales de ese tipo.

Reveló, además, que tanto Louise como ella, fueron víctimas de abuso sexual por parte de un miembro de su familia.

Comentó que Louise y David “están muertos para ella”, y que siempre intentó mantener contacto con sus 13 sobrinos.

“Nunca nos permitieron ser parte de sus vidas”, lamentó.

Asimismo, contó que sus padres, en varias oportunidades compraron boletos aéreos para viajar a California y visitar a sus nietos, pero cuando llegaban a la ciudad eran rechazados.

“Mis padres reservaron varios vuelos para verlos, pero cuando llegaban, no les decían a dónde ir y mis padres siempre se iban llorando. Murieron antes de que volvieran a verlos. Es desgarrador, estoy tan avergonzada por todo esto”.

Los hermanos Turpin se han convertido en símbolo del abandono y el maltrato infantil, sus vecinos están impresionados y lamentan no haber podido ayudarlos en su agonía. Es importante permanecer alertas ante cualquier indicio de maltrato para poder denunciarlo antes de que sea demasiado tarde.

Infobae / LV

Comparte esta noticia en tus redes, alza tu voz contra el maltrato infantil.