El reciente video viral en torno a la acalorada discusión entre la empleada de McDonald´s, Erika Chavolla y la cliente, Sabrinah Fontelar, procedentes de Las Vegas, ha causado una gran ola de reacciones en las redes; y parece que hay historia para rato.

La pelea estalló cuando Fontelar, de 24 años, pidió una taza de agua y Chavolla, cerró la fuente de refrescos e impidió que Fontelar recibiera una bebida gratis porque asumió que no la iba a pagar. A lo que la cliente respondió lanzándole un batido en la cara y aventándole una bandeja de metal, que la empleada ni fue capaz de sentir por la ira que se iba apoderando de ella.

El video fue grabado y publicado en las redes sociales por Marie Dayag, una testigo que simplemente se dedicó a capturar el incidente por lo insólito, sin saber el alcance que llegaría a tener.

Al punto que las protagonistas de la pelea se mostraron molestas en un inicio por haberse publicado un suceso “nada ejemplar”, sin su autorización.

Por tal motivo, Dayag decidió entrevistar a la empleada de McDonald´s pidiéndole disculpas tras haber publicado el video, ya que según dijo no sabía que se volvería viral un suceso así.

Erika Chavolla

En la entrevista, Erika confirmó que mantenía su puesto de trabajo y explicó por qué había actuado así.

Let’s talk about the McDonald’s fight with the homegirl who slammed that girl!“This video is exclusively licensed by UNILAD. For all licensing inquiries, please contact licensing@unilad.co.uk”UNILAD

Publicada por Marie Dayag en Jueves, 26 de julio de 2018

Chavolla explicó que “ni siquiera quería golpearla”, pero la gente piensa que “porque estás trabajando, tienes que aguantarlo todo”. Y dijo que la única sangre que vio correr fue la marca que tenía en su mano tras haber golpeado a Fontelar en los dientes.

Además, dijo que la mujer empezó a hablar demasiado, y ves a esta “niña que viene hacia ti”, entonces tuvo que actuar irremediablemente llegando a los puños en contra de la amenazante mujer. Especialmente cuando al parecer se intercambiaron insultos, y Erika defendió lo que más quería, a su madre: “Mi mamá no está muerta, tú respetas a mi mamá”.

También reconoció que no podía creer la repercusión que tuvo el video: “Llegó a todas partes, ¡es una locura!”, dijo.

Muchos apoyaron la respuesta de esta empleada, defendiendo a su madre y la propia madre, Ana Chavolla también habló, provocando una reacción aún mayor en las redes:

“Erika es mi hija. Por supuesto que estoy de su lado. Ella siempre ha tenido un problema con las personas que quieren pelear con ella por su tamaño, porque es grande”.

Sin embargo, detrás de esa corpulenta y fuerte empleada se esconde una tímida mujer, que ahora no quiere aparecer en los medios. Y su madre, por su parte, se muestra muy molesta con Marie Dayag, en contra de quien planea iniciar una demanada por haber publicado el video sin autorización.

Mientras que Fontelar, una stripper, parece haber aprovechado el minuto de fama que le granjeó la famosa pelea para dar visibilidad a su imagen en su cuenta de Instagram.

Daily Mail / Facebook

Este es el video del famoso incidente, que ha causado tantas reacciones en la red:

Seguramente en un futuro esta empleada sabrá ponderar mejor sus reacciones, pero nadie le quita el orgullo a la madre de tener una hija que la defienda y que sabe ocupar su lugar cuando trasgreden sus derechos.

Déjanos saber qué opinas de este suceso que ha desatado tal reacción en las redes. Compártelo con tus amigos.