En muchos casos los niños reaccionan de manera acertada ante una situación adversa, hemos conocido historias en las que los más pequeños se convierten en héroes salvando la vida de alguien en peligro.

Tal como lo hizo este pequeño de tres años, Lenny George, al ver a su padre inconsciente. Mark Jones, padre del menor, padece diabetes tipo 1, hace un mes sufrió un coma diabético que ha sido el peor de su vida, los niveles de glicemia en su sangre descendieron abismalmente y perdió el conocimiento mientras veía televisión junto a su hijo.

Cuando el pequeño vio que su padre estaba inconsciente de inmediato le puso yogurt con cereales en su boca usando un cuchillo plástico de juguete para ayudarlo.

Para acceder al yogurt buscó una silla para acercarse a la nevera y alcanzar el compartimiento donde estaba ese alimento, sabía que su padre reaccionaría después de probar algo dulce.

Finalmente, Mark reaccionó poco a poco desde que comenzó a tragar el yogurt que le dio su hijo. Así fue como recuperó la consciencia para tomarse las pastillas que regulan su nivel de glucosa.

La noticia se difundió en las redes y causó revuelo, tanto, que la madre del menor ofreció declaraciones a un medio de comunicación local. La señora Jones, de 31 años, aseguró que se sentía muy orgullosa de su hijo y que de no haber sido por él su esposo podría haber muerto.

“Le salvó la vida. Mark sufre diabetes tipo uno y debe tomar insulina cuatro veces al día. Era domingo por la noche, tuve que ir a casa de mi madre que está a dos minutos de aquí en auto y los dejé viendo televisión juntos”.

Relató que cuando regresó a casa encontró una escena aterradora: “Llevaba unos treinta minutos fuera de casa. Cuando regresé los encontré tendidos en el sofá, Mark no se veía muy bien así que les dije ‘¿Qué está pasando aquí?’ y Lenny me miró y respondió: ‘acabo de salvar a papá’, lo que Mark confirmó diciéndome que así había sido.

Ella relató que lo más impresionante de todo era que nadie le había advertido al pequeño los detalles de la enfermedad de su padre, tampoco habían hablado sobre protocolos de emergencia en caso de que sufriera un coma diabético porque creían que era muy pequeño para tomar acciones.

“Lenny debe haber visto que cuando su padre se siente mal generalmente le doy algo del refrigerador. Si no tenemos barras de cereal, entonces le doy un yogurt”, dijo la señora Jones.

Los niños son muy observadores, jamás hay que subestimar su inteligencia y capacidad de solucionar problemas. Lenny se mantuvo calmado y sereno para ayudar a su papá de forma oportuna a pesar de tener apenas tres años.

Daily Mail / Mirror

La acción de este pequeño lo convirtió en un héroe que se ganó la admiración de todos y que nos invita a crear conciencia sobre entrenar a los niños ante situaciones de emergencia que puedan ocurrir en casa. Comparte su hazaña.