Rosalinda Esthefanie Morales García, de 29 años, tomó un taxi al salir de su trabajo en el departamento de Agua y Saneamiento en el ayuntamiento de Toluca, en el Estado de México, pero jamás llegó a casa.

El pasado 14 de diciembre, ella quedó con una de sus mejores amigas para tomar un café a las 19 horas, tomó un taxi para poder llegar a tiempo, el chófer conducía un vehículo Tsuru modelo Sedán, aunque Rosalinda le indicó las instrucciones para llegar al lugar, él tomó una ruta por calles desconocidas, el instinto le decía que debía bajarse del auto, el peligro era casi inminente.

Decidió enviarle un mensaje por WhatsApp discretamente a su amiga que decía:

“El chófer no me deja bajar”.

Habían transcurrido dos horas y sus padres fueron advertidos de una posible desaparición, acudieron a las autoridades para denunciarla.

Tenían las placas del auto que trasladaba a Rosalinda porque las había enviado a su amiga, es una costumbre en los países con altas estadísticas de delincuencia alertar a los familiares sobre las características de un taxi al abordarlo como medida de seguridad.

Después de la denunciar comenzó el calvario para los familiares de Rosalinda que ante la incertidumbre mantenían la esperanza de localizarla con vida.

Rosalinda Silvia García Montero, madre de Fanny, publicó un video en sus redes sociales donde pedía el apoyo de la ciudadanía para encontrar a su hija, a quien sus allegados llamaban Fanny cariñosamente, y que tenía un bebé de seis meses esperándola en casa.

“Por favor, ayúdennos a difundir, necesitamos que la encuentren, que regrese a casa, por favor”.

Lamentablemente, las esperanzas se agotaron cuando la Fiscalía General del Estado de México confirmó el pasado lunes que Rosalinda había sido asesinada tras el hallazgo de su cuerpo sin vida cinco días después de su desaparición en el municipio Acambay en la comunidad de Detiña.

Sus padres reconocieron el cuerpo y los cuerpos de investigación realizaron la necropsia para comprobar las causas del fallecimiento.

Para la madre de Fanny fue la noticia más devastadora de su vida, en su página de Facebook dedicó un emotivo mensaje para darle el último adiós a su hija:

“Es el día más largo de mi vida, pero el más triste. Hoy encontraron a mi hija sin vida. Se oye cruel, pero por lo menos, tengo el cuerpo de mi hija. Gracias a toda mi familia, amigos, compañeros, ciudadanos por su apoyo a esta causa, así como a las diversas instancias fiscales que colaboraron para encontrarla. Gracias”.

Los familiares de Rosalinda exigen a las autoridades del Estado de México que capturen al responsable de su muerte.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México emitió un comunicado para notificar el hallazgo: “Derivado del desarrollo de diversas diligencias y acciones operativas de búsqueda, fue localizado el cuerpo de una mujer de 29 años, que fue reportada como desaparecida en el municipio de Metepec el pasado 14 de diciembre”.

Los funcionarios de esta institución activaron los protocolos de búsqueda de desaparecidos, y revisaron las cámaras de seguridad de la zona de la desaparición, además recaudaron el testimonio de amigos y conocidos.

“Con el avance de la investigación, hemos podido deducir que como una de las principales líneas del homicidio está una relación sentimental que mantuvo Rosalinda durante varios meses”.

No se ha podido conocer el perfil ni el paradero del asesino de Rosalinda, el caso será investigado como homicidio.

Según el testimonio de los padres de Rosalinda, su ex pareja estaba casado con una mujer que fue identificada como Jessica, con la cual la víctima se encontró y mantuvo una discusión el mismo día de su desaparición, por lo cual podría ser sospechosa de participar en el homicidio.

El Universal / El Debate

En México, son muchas las mujeres que son víctimas de agresiones fatales después de utilizar un medio de transporte privado. Tal es el caso de Mara Fernanda Castilla, una joven que falleció el pasado mes de septiembre después de abordar un vehículo de la compañía Cabify en el estado de Puebla. Puedes recordar la noticia aquí.

Mara Fernanda fue secuestrada, agredida sexualmente en un motel y asesinada por el conductor que la agredió y arrojó su cuerpo sin vida en un acantilado.

Otro lamentable crimen le arrebató la vida a Rosalinda dejando solo a su bebé de seis meses y enlutando a su familia. ¿Hasta cuándo tanta violencia? Comparte esta devastadora noticia.