Después de un fin de semana lleno de importantes sucesos como el partido final del Mundial de Fútbol y el torneo de tenis en Wimbledon; ahora comienzan a volverse virales las fotografías del bautizo del miembro más pequeño de la familia real.

El príncipe Louis aún no cumple sus primeros tres meses de vida.

A principios de año nació el príncipe Louis, el tercer hijo de los Duques de Cambridge. Fue bautizado la semana pasada y recientemente acaban de salir a la luz las fotografías oficiales del evento que estuvieron a cargo de Matt Holyoak.

Este prestigioso fotógrafo ha realizado otros trabajos para familia real como los retratos oficiales de la Reina y el Duque de Edimburgo.

Los resultados en las imágenes del bautizo demuestran el gran talento del fotógrafo, quien compartió con los medios el honor que esto significó para él:

“Me sentí verdaderamente honrado cuando me pidieron realizar las fotografías oficiales del bautizo del Príncipe Louis. Espero haber captado la alegría del acontecimiento con mis imágenes

En efecto, en las fotografías podemos observar una reunión muy íntima y amena entre los miembros más allegados a la familia, a pesar de no se vio a la Reina entre los asistentes.

La ceremonia estuvo a cargo de Justin Welby, quien es Arzobispo de Canterbury.

Los abuelos maternos del pequeño príncipe, Pippa Midleton y James Mathews, posaron con alegría junto a su nuevo nieto. También se ven tomados de la mano a los recién casados Meghan Markle y al príncipe Harry junto a príncipe Carlos y su esposa.

Con el nacimiento de su sobrino, el príncipe Harry se convirtió en el sexto en la línea de sucesión.

Fuentes allegadas a la familia real compartieron que el tío Harry le dio un regalo muy especial al príncipe Luis. Se trataba de nada menos que una primera edición del libro Winnie-the-Pooh.

El primer tiraje del libro de Winnie-the-Pooh data de 1924.

Cuando era pequeño, el príncipe Harry atesoraba los momentos en que su madre le leía alguna historia antes de dormir, así que el príncipe comenzó una verdadera colección de primeras ediciones de los libros clásicos.

Después de la ceremonia del bautizo los invitados se reunieron a tomar el tradicional té de las 5 pm.

Las fotografías de este bautizo se convirtieron en el primer evento en el que la Duquesa de Cambridge posa junto a sus tres hijos. El pequeño George aparece muy sonriente en las piernas de su padre, mientras que la dulce Charlotte es capturada mirando con mucha atención a su pequeño hermano.

No se permitieron cámaras de ningún tipo dentro de la capilla, ni siquiera la del fotógrafo oficial.

Sin duda, las hermosas fotografías lograron estar a la altura de un evento tan importante. El mundo entero disfruta poder ver cómo sigue creciendo la familia real.

Te invitamos a compartir las imágenes donde se ve la alegría de todos al acompañar al más pequeño de la casa.