Taylor Smith, la chica que empujó a su amiga Jordan Halgerson desde un puente de más de 18 metros de altura sobre el río Lewis, en Moulton Falls, según el deseo de la víctima, podría enfrentar cargos por no haber pensado en las consecuencias de un acto desmedido.

Jordan, la víctima de 16 años, que se recupera en casa de las terribles heridas que le causó la pesada broma de Taylor, expresó hace un par de días que su deseo es que Smith “vaya a prisión para que al menos piense bien en lo que hizo”.

Y ahora Smith efectivamente acaba de ser acusada; enfrenta un cargo de imprudencia temeraria en el condado de Clark, Washington, según lo revelaron los documentos judiciales del juzgado.

Los fiscales reconocieron que el acto temerario de Smith suspuso un “riesgo sustancial de muerte” a Halgerson, por lo que podría enfrentar una pena de 364 días de prisión, más una multa de 5.000 dólares.

Holgerson terminó con seis costillas rotas, pulmones perforados y lesiones internas después de la brutal caída.

Frente al polémico incidente, existen opiniones divididas y muchos se cuestionan que aunque fue un hecho irresponsable por parte de Smith, no se justifica un castigo penal de tal envergadura. Mientras que aunque Helgerson se llevó la peor parte, otros se preguntan qué hacía al borde del puente, ya que eso implicaba que en algún momento estuvo dispuesta a lanzarse.

“Quería saltar y estaba asustada, y me pidió que le diera un empujón”, fue la justificación de Smith en una entrevista.

Sin embargo, Jordan inmediatamente desmintió esa versión:

“Era un puente muy alto, así que ella estaba haciendo una cuenta regresiva, pero yo no le di importancia y le dije: No, no LO hagas. No me lanzaré si haces una cuenta regresiva. No estoy lista. Y entonces, ella me empujó”.

Por su parte, Smith, en todo momento se ha mostrado muy colaboradora en la investigación y repetidamente ha manifestado que su intención jamás fue lastimarla. Reconoce que no pensó en las consecuencias de sus actos, pero que nunca imaginó que sería tan grave. Tiene esperanza en recuperar la amistad de Jordan, e incluso ha dicho que asumirá todo lo que la ley establezca para ella.

“Acepto lo que el fiscal piense que es mejor para mí, considerando que causé no solo daños corporales sino también, traumas emocionales”, dijo Taylor mientras sólo espera la decisión de los jueces.

La familia Helgerson, sin embargo, se mantiene en su postura de levantar todos los cargos posibles, y aunque Taylor le ha pedido disculpas repetidas, ellas ya no se hablan:

ABC

“No siento que deba hablar con ella nunca más”, ha dicho Jordan.

Una arrepentida y apoderada de los nervios Smith, dio una entrevista a los medios (Recuerda activar los subtítulos):

Es una situación muy difícil, y es lógico que la opinión pública se mantenga dividida. ¿Piensas que la prisión de un año es lo que necesita Taylor Smith para escarmentar el no haber medido las consecuencias de sus acciones? ¿Crees que Jordan Helgerson ha ido demasiado lejos con querer que su amiga pague por la pesada broma, o por el contrario hace bien para que reflexione?

Déjanos saber tu opinión y comparte esta noticia con tus amigos.