Elon Musk, el físico millonario que trasladó un vehículo convertible al espacio propuso una solución para rescatar con éxito a los 12 niños atrapados en la cueva de Tailandia junto a su entrenador.

Inicialmente se pensó que ellos podrían aprender a bucear para salir, pero las adversas condiciones climáticas que pronostican fuertes lluvias complicaron las labores de rescate y limitan el tiempo que tienen los pequeños y su entrenador para salir.

La idea de Musk promete ser una esperanza para ellos y sus familiares, un usuario de Twitter le escribió al físico y empresario fundador de Tesla, Paypal y SpaceX si tenía un plan para ayudar en este caso que mantiene al mundo con el alma en vilo.

El empresario respondió y dejó a todos sorprendidos, creó un insólito plan para rescatarlos.

Esto fue lo que escribió: “Sospecho que el gobierno tailandés tiene controlada la situación, pero estaré encantado de ayudar si hay una forma de hacerlo”.

Aseguró que cuentan con un avanzado radar para penetrar la tierra. “Funciona bastante bien en las excavaciones. No sé si la velocidad de las bombas estará limitada por la energía eléctrica o si sus bombas son demasiado pequeñas. Si es así, podríamos enviar al lugar directamente baterías y bombas”.

“Tal vez valga la pena intentarlo”, escribió el magnate. “Insertar un tubo de nylon de un metro de diámetro o un conjunto de tubos más cortos para las secciones más difíciles a través de la red de cuevas e inflarlo con aire, como un castillo inflable.

Esto debería crear un túnel de aire bajo el agua que se ajustaría contra el techo de la cueva y se amoldaría a las formas más extrañas, como el agujero de 70 centímetros”, agregó.

Musk viajó a Tailandia junto a un equipo de ingenieros para ayudar en las labores de rescate, hasta ahora el gobierno de Tailandia no ha respondido si aceptará su propuesta.

Él viajó con su equipo de trabajo alegando que: “Probablemente haya muchas complejidades que son difíciles de apreciar sin estar allí en persona”.

El fallecimiento de un buzo que participaba en las labores de rescate ha desconcertado y afligido a todos, él murió cuando regresaba de entregar suministros en la cueva.

El suceso aumentó el temor y la presión de los efectivos que trabajan en el rescate de los niños y su entrenador que han permanecido 14 días atrapados.

LV / Twitter

Confiamos en que los pequeños y su monitor podrán salir ilesos de la cueva y reencontrarse con sus seres queridos para compartir sus memorias de la aterradora experiencia que vivieron. Comparte esta noticia.